Team of Teams: El nuevo paradigma gerencial

Written by Frank Calviño

Parte I

Desde hace un año ha rodado, por los despachos de los grandes CEO, un libro llamado Team of Teams. Escrito originalmente como un texto de apoyo para la formación de agentes de inteligencia militar y cuerpos de seguridad estatal, Team of Teams se está convirtiendo en material de culto dentro del mundo empresarial. El hombre detrás de este texto es el general estadounidense de cuatro estrellas Stanley McChrystal. El autor en sí mismo es un personaje que ya ha alcanzado el rango de leyenda, y es importante saber un poco sobre el propio general McChrystal antes de poder entender con propiedad de donde viene Team of Teams, por qué lo que dice es tan válido y tan poderoso y, sobre todo, qué implicaciones tiene para el mundo de los negocios.

Puesto que el acceso al libro no implica su comprensión, sobre todo porque carece de una traducción coherente al español, hemos realizado este trabajo especial para Shopify exponiendo las principales lecciones de Team of Teams. Las perlas de sabiduría que son aplicables y útiles al mundo de los negocios. ¡Comencemos con la clase!

Vale primero que nada… ¿Qué autoridad tiene McChrystal para hablar de negocios?

En marzo del 2003, cuando Estados Unidos comenzaba su ofensiva en Irak, al general Stanley McChrystal le comisionaron, nada más y nada menos, que dirigir toda la operación. McChrystal, convencido de la superioridad militar y tecnológica de Estados Unidos, aseguró que el régimen de Sadam Hussein en Irak caería “en muy poco tiempo”. El general no se equivocó. La operación fue un éxito y la guerra contra la dictadura iraquí se ganó a la velocidad del relámpago. McChrystal fue elogiado por su eficiencia, su orden y su táctica. Y cosechó una enorme credibilidad entre los círculos del Pentágono. Pero lo que pasó en los años siguientes es lo ha convertido en un gurú, involuntario, de los negocios. ¿Y qué fue lo que pasó? Que durante los próximos 3 años McChrystal fue derrotado miserablemente una y otra vez por las milicias de Al-Qaeda. Sí, así como se lee.

 

En Team of Teams McChrystal confiesa lo que la prensa internacional ya había señalado: Estados Unidos de América, la mayor potencia militar del mundo, comenzó la guerra contra Al-Qaeda perdiendo. Durante al menos los dos primeros años, las tropas de la coalición OTAN lideradas por McChrystal fracasaron una y otra vez en sus objetivos militares. ¿Cómo es esto posible? ¿Cómo una banda de mercenarios y fanáticos mal entrenados y peor avituallados estaban ganándole a tropas élite con quince o veinte años de entrenamientos, con formación táctica avanzada, y con armas y equipos que usaban tecnología sacada de diez o quince años en el futuro? Pues muy sencillo: por el liderazgo y la capacidad gerencial de Al-Qaeda.

Para ilustrar este escenario, McChrystal narra un episodio de espanto, donde un batallón de marines queda aislado, descubierto y acribillado por el uso de las redes sociales por parte del enemigo. La capacidad de distribuir información, la capacidad de movilizarse autónomamente sin necesidad de órdenes y la capacidad de operar en tiempos mínimos, estaban dándole la ventaja a los terroristas. Ese concepto es el eje fundacional que McChrystal utilizó para reformar, operativamente, al ejército de Estados Unidos de América. Y es ese el concepto que está reformando a las empresas a lo largo y ancho del mundo.

 

Las seis lecciones

En Team of Teams existen seis lecciones fundamentales.

  1. La primera es que la eficiencia a muerto. La eficacia es el nuevo paradigma. No haga algo lo mejor que pueda. Haga algo lo más rápido posible, dentro de un estándar de calidad aceptable. Esto se aplica a todo. Venta de productos, ofertas de servicios profesionales, asesorías… todo. ¿La razón? La velocidad que imprimen las nuevas tecnología le puede colocar en una desventaja competitiva brutal si usted gasta más tiempo que su competencia en completar su oferta de producto o servicio. Estamos viviendo un mundo que se rige por la regla “el primero en llegar, es el primero en ser servido”. Un ejemplo de esto es la batalla campal que mantienen las grandes firmas tecnológicas con respecto a las llamadas “generaciones” de software o de aparatos. Para Apple lanzar el nuevo estándar de la telefonía celular puede representar ganar la guerra antes de que comience. La velocidad permite establecer las reglas de juego. El primero en competir crea, de manera instintiva en el mercado, un estándar a batir. Un estándar que, como bien se desprende del discurso de McChrystal, ni siquiera tiene que ser el mejor. Tiene que tener una calidad aceptable y -sobre todo- tiene que estar “hecho a medida”. Es decir, tu producto tiene que llegar primero al mercado y llegar cargado de características propias TUYAS. Elementos que la competencia no pueda o no sepa copiar. 
  2. Nada es predecible. La variabilidad de la modernidad global es tal, que hacer planes más allá de cinco años es matemáticamente un error. Este cálculo, por arriesgado que parezca, tiene un fortísimo basamento matemático. El “horizonte de sucesos” – el punto a partir del cual no podemos ver más allá – se fija en cinco años en función de los cálculos que las agencias de inteligencia a nivel mundial han estado realizando en la última década. ATENCIÓN lo que le vamos a explicar a continuación es parte de las técnicas de Análisis de Inteligencia que usan el MI5, la CIA y el CNI español. No estamos bromeando. Y no es Secreto de Estado. Son sus técnicas y prácticas, poco conocidas, pero que en el último año – luego del libro de McChrystal – han empezado a aplicarse al mundo de los negocios. La incapacidad de predecir comportamientos a partir del quinto año a futuro, se desprende del cálculo matemático de variables estructuradas que se realiza con una matriz MIC MAC. La matriz, como tal, es bastante sencilla de entender para quién sea medianamente amigo de los números. Lo importante de esto es saber que las variables – los elementos de un sistema – a partir del quinto año – la quinta elevación – empiezan a generar variaciones tan ínfimas que son consideradas “marginales”. Sin importancia. Por supuesto que le recomendamos realizar una matriz MIC MAC, pero estudie primero cómo funcionan y sobre todo cómo leerlas. Mientras lo hace, quédese con la claridad mental de que, sin discusión, en nuestro mundo ya nada es predecible. No asuma nada por sentado. No cometa el error de pensar “Bueno el año pasado esto me funcionó, así que este año será igual” O aún peor decir como le sucede a muchos gerentes “Tengo 31 años haciendo esto y siempre me ha funcionado, no veo porque el año 32 podría fallar”. Créame, puede fallar.    
  3. El retardo informativo a muerto. La ventaja competitiva por desarrollar un proceso nuevo o tener información privilegiada, que una empresa o negocio podía tener hace 20 años, ha desaparecido prácticamente. Antes de la explosión de las redes sociales y el internet, una empresa nueva que irrumpiera en el mercado con un modelo de negocio o monetización distinto y exitoso, contaba con unos cinco años o más de “sana paz” para explotar su modelo de negocio sin que la competencia lograse replicarlo. Esto se llamaba “retardo”. El retardo, hoy en día, ha muerto. Y esto importa y mucho, porque si antes un empresario solamente necesitaba acertar con uno o dos modelos de negocio exitosos en su vida, ahora necesita estar desarrollando de manera continua, a lo largo de toda su carrera profesional, modelos de negocio nuevos, variaciones y diferentes aproximaciones para mantener una ventaja sobre su competencia. Tenga muy presente que en los próximos años la velocidad de transferencia de información en internet aumentará aún más
  4. No hay solución permanente. Esto también es una variable nueva a tener siempre muy presente. Antes uno podía confiar, casi ciegamente, en los manuales operativos de las empresas y en esos tochos gigantes que eran las biblias del marketing. Hoy en día no. La realidad es que no existe solución permanente a ningún problema. Porque no existe una sola solución a ningún problema. Esa es la razón fundamental. Un mismo problema, casi como un absoluto matemático, se puede resolver de múltiples formas. Y con la vorágine de información que hay hoy en día, estas múltiples formas pueden estar accesibles para usted – y para su competencia – con un click del ratón. Así que búsquese gerentes y forme a su personal para solventar problemas rápido y con un básico de calidad. Bote el manual corporativo y establezca un decálogo de crisis, que en lugar de recitar reglas y procedimientos, deje el campo de acción abierto a cualquier solución y lo que establezca es objetivos y resultados mínimos para mantener el negocio operativo.  
  5. Implica a tus empleados. La manera más eficiente de operar en la era de la viralidad, es a través de células. Pequeños grupos de trabajo autónomos que están dirigidos por unos liderazgos casi horizontales – todos con el mismo rango – y que a través de herramientas como el structured brainstorming – que está en voga – construyen soluciones a los problemas que enfrenta la empresa. Estos grupos, para ser efectivos y eficientes, se mueven por la lealtad corporativa. Es decir, su grado de compromiso con el negocio, determina su efectividad. Sus empleados ya no son más entes robóticos que cumplen con una función. No son ese “hombre maniquí” que apretaba tuercas en una línea de ensamblaje. Ahora necesitan sentirse socios, parte de la empresa, parte del éxito. Téngalo presente así su negocio sea muy pequeño, así solamente tenga a su familia y amigos, inclusive, hasta para usted mismo. 
  6. Sea despiadado en medir sus limitantes.  Usted necesita, sobre todo, conocer sus límites. En este mundo donde la eficacia es el objetivo, el saber qué puede y qué no hacer, es vital. Sus recursos son limitados, su objetivo es infinito. El mundo entero puede ser su mercado si tiene las herramientas adecuadas para realizar ventas online. Servicios como Shopify son clave en un escenario en el que cada día se realizan más y más ventas por internet.   

 

¿Quiere saber cómo se realiza una matriz MIC MAC? ¿Desea aprender las herramientas gerenciales para mejorar su negocio? Consulte con BID y podremos ayudarle a mejorar la rentabilidad, aumentar la productividad y reducir el desperdicio. ¡Caminemos el sendero del éxito y la excelencia! 

 

About the author

Frank Calviño

All for Joomla All for Webmasters